miércoles, 9 de julio de 2014

Listo el prototipo del anticonceptivo electrónico.

Prototipo del dispositivo, junto a un pendrive
Comparacion del dispositivo con un pendrive

En un mundo cada vez mas dominado por la electrónica todo es posible, incluso la planificación familiar. La prueba es que la compañía Micro Chips ha desarrollado un implante electrónico con una carga hormonal similar a la de los implantes comunes intradermicos o subcutáneos.

Este artilugio puede descargar su  contenido anti conceptivo por un espacio de 16 años y prenderse o apagarse a voluntad con un simple control remoto. Se calcula que su comercialización se pueda comenzar a partir del 2018.

El empleo de dispositivos electrónicos dosificadores no es nuevo. En los años 90 ya se conocían prototipos para tal fin y en la actualidad muchos pacientes de osteoporosis, por ejemplo, reciben dosificaciones automáticas de un modelo similar al  presentado, pero sin control remoto. Naturalmente que se estudia la posibilidad de usar una versión parecida de este microchip  para medicar a un gran numero de personas con enfermedades diversas.

Con este implante anticonceptivo la paciente recibe la dosis prescrita de Levonorgestrel, una hormona que  anula la ovulación y ademas incrementa la viscosidad del cuello uterino. Su tamaño es de 2 cm por 7 milímetros con microcompartimientos   cargados de la hormona que puede ser liberada por espacio de 16 años; vale decir que supera en mas de 3 veces el el actual limite de los anticonceptivos hormonales implantados que se establece en 5 años.

La forma de como funciona no fue detallada por la empresa Micro Chips, sin embargo dieron a conocer que el dispositivo esta dotado de puertas microscópicas de titanio y platino que pueden abrirse al ser estimuladas por una corriente eléctrica para dejar salir la dosis exacta prescrita por el facultativo. Si la mujer desea interrumpir el anticonceptivo para quedar embarazada o por otras razones, solo tendrá  que apretar un botón en su control remoto para desactivarlo (seguramente, también en el futuro, se  podrá hacer desde una aplicación para Android y Iphon)   y reactivarlo del mismo modo  cuando lo desee.

Lo que todavía causa algunos interrogantes es que tipo de seguridad podrán proporcionarle a la paciente, pues si por una interferencia radioeléctrica el dispositivo se desactiva o por la manipulación cociente o inconsciente del control remoto se interrumpe la dosificación. Un embarazo no deseado estaría a la vuelta de la esquina.

No quiero ni imaginar que pasaría si el control remoto del dispositivo cae en manos de una suegra odiosa, una amante, un ex-marido o el bebe de de la casa.

Fuente: www.hoy.es








No hay comentarios:

Publicar un comentario