lunes, 13 de octubre de 2014

Ahora también se paga por reír y pronto por llorar.


Si usted creía que ya lo había visto todo, se equivoca. Expresar los sentimientos para nosotros siempre ha sido tan natural y gratuito como respirar. Sin embargo cuando se trata de arte y espectáculos (libros cine, teatro, etc) Todos tenemos gustos y pagamos por satisfacerlos. Por ejemplo quienes disfrutamos de la risa, compramos un libro, o vemos una comedia y para ello pagamos una entrada o el costo del libro. Pero en muchas ocasiones terminamos decepcionados porque el libro o la comedia no era tan divertida como esperábamos.

Lamentablemente no había solución, porque nadie nos devolvería lo pagado si resultábamos defraudados con una película, o un libro que en vez de hacernos reír nos mata del aburrimiento y hasta nos puede hacer sufrir. Pero como siempre,  la tecnología y el ingenio se unen para darle solución a este problema y ahora si usted va al teatro a ver una obra cómica y no se ríe, simplemente no paga.

Teatreneu ha instalado una tecnología de reconocimiento facial en la parte posterior de las sillas para mantener un registro de la cantidad de carcajadas y risas  que la persona obtiene durante la obra. Una risa costará € 0,30 (38 centavos de dólar), y los espectadores podrían enfrentarse a un coste máximo de 24 €  ($ 30). El sistema fue ideado por la agencia de publicidad con sede en Barcelona La Cyranos McCann, después que Teatreneu les pidió pensar en una manera de aumentar las ventas de boletos. 

Parece que el sistema de precios se ha afianzado con otros teatros de España que desean implementar la tecnología de pay-per-reir.  No está claro como el software de reconocimiento facial lo logra, pero se sabe que se usan algoritmos utilizados para el seguimiento de los puntos de referencia en el rostro de un sujeto. Por ejemplo, se emplea un algoritmo capaz de analizar la posición, el tamaño o la forma de su boca para determinar si una persona se está riendo, sonriendo o triste. El club de la comedia también ha lanzado una aplicación móvil como método de pago y suscripción de  pay-per-.reir.

Parece que esta es una solución excelente y muy justa tanto para el publico como para los artistas, pues como si de un constructor se tratara, si no haces bien el trabajo, no te pago. Seguramente podremos disfrutar de una tecnología similar para las obras de terror y claro las que nos hacen llorar.

Este es el video:




No hay comentarios:

Publicar un comentario